jueves, 11 de noviembre de 2010

¿Dónde están los radares?



Comunicado del Ministerio de Defensa

A continuación se reproduce el Boletín Informativo N° 045 emitido esta mañana por el Comando de Regiones Aéreas:
“La Fuerza Aérea Argentina informa que, debido a un pico de tensión registrado en horas de la noche en el aeropuerto Internacional de Ezeiza, esta Institución procedió preventivamente a desconectar algunas de las pantallas que muestran los datos proporcionados por radares.
Es necesario recalcar que los tres radares del Área de Control Buenos Aires siempre funcionaron en forma óptima y en ningún momento quedaron fuera de servicio.”

Sin control aéreo

Argentina posee solo 4 radares funcionando las 24 horas en todo el país para controlar el espacio aéreo...
Estos son los radares disponibles en la República Argentina capaces de detectar todo aquello que sobrevuela por territorio argentino:


 El mapa de la derecha nos muestra la cantidad de radares que debería de haber y según firmó el ex presidente Kirchner a través de un decreto del año 2004, dicho plan de radarización estaría terminado en 2009. Actualmente no se ha cumplido con la colocación de un solo radar de dicho plan. Pero parte del dinero ya ha sido desembolsado, ¿a dónde? es la gran incógnita...


El punto rojo en el mapa izquierdo, nos muestra la ubicación del polémico aeropuerto inglés ubicado en Puerto Lobos, que como vemos, puede pasar inadvertido por las Fuerzas de Seguridad de la República. Los tres radares de ubicación secreta que se mencionan, no son más que otra maraña de mentiras, ya que gracias a Dios se tienen 4 radares y vaya a saber uno si es que aún funcionan. ¿Cómo es posible que un territorio tan grande como Argentina tenga solo una decena de radares supuestamente en funcionamiento? Aquí puede entrar y salir quien quiera, y por donde quiera.
Los radares 3D son los que detectan aeronaves que pretendan pasar de forma inadvertida y tienen un alcance aproximado de 445 kilómetros.

La promesa incumplida

En octubre de 2004, Néstor Kirchner firmó el decreto 1407, que definió sus urgencias, dimensiones y también sus objetivos: "proteger el tránsito aéreo en el ámbito nacional, el desarrollo económico en el país y la seguridad de sus fronteras". Allí se contempló la compra de radares de uso civil y militar, que se sumarían o reemplazarían a los existentes (en ese momento eran 11) hasta completar 69 y cubrir todo el territorio. La operación debía concretarse antes de 2009, pero sólo se sumaron dos de los radares civiles y otro llegó al país a préstamo para reemplazar al de Ezeiza, destruido por un rayo hace más de un año.
La Argentina está indefensa, por propia inacción y negligencia de las autoridades nacionales.

Las innumerables pistas clandestinas

Se calcula que cada mes, por el nordeste argentino, unos cien aviones ingresan al país con mercadería ilegal. Droga, armas, etc.
Sumado al aeropuerto de Lewis en Río Negro, que el mismo Estado a permitido su funcionamiento, hace de la Argentina un país totalmente indefenso en sus cielos.

Extraños vuelos nocturnos en un aeródromo sin control

(La Nación) Los vecinos de General Rodríguez aseguran oírlos despegar y aterrizar. Hace ya tiempo que General Rodríguez mutó de apacible y bucólico lugar de descanso, con casasquintas de diversos tamaños y grandes clubes de polo, como Ellerstina y Centauros, a un territorio donde, según los vecinos, la ausencia de controles suscita hechos inquietantes para gran parte de sus 95.000 residentes. A la radicación de desarmaderos ilegales y robos en lujosas quintas -como los padecidos por los ex ministros Carlos Ruckauf y Raúl Granillo Ocampo, a tan sólo ocho cuadras de la mansión de la familia De Carli, allanada el miércoles pasado-, se sumaron varios decomisos de drogas y armas. Pero lo que más inquieta a los vecinos son los profusos vuelos nocturnos que, tal como aseguran, despegan sin controles ni radares, a la medianoche, del aeródromo Comodoro Ildefonso Durana. La pista de césped, de 2000 metros de largo, se encuentra dentro del Aero Country Club de General Rodríguez, un predio de 50 hectáreas, poblado por una docena de casas flanqueadas por siete hangares, con capacidad para albergar un centenar de ultralivianos y aviones pequeños, tipo Cessna.
Estos hechos vinculan a la senadora provincial Adelma Arguissain (Frente para la Victoria), quien preside la Comisión de Seguridad del Senado bonarense. Al igual que su marido, ambos son fuertemente cuestionados por los rodriguenses desde que en 2001 la policía allanó un desarmadero ilegal, en el cual se descubrió que la propia senadora había salido como garante en el contrato de alquiler de la propiedad. 

La licitación eterna

Aún hoy, las empresas que pretenden obtener la licitación para la instalación de los radares, siguen en idas y vueltas. Aún se está en tratativas para la obtención de solo 4 radares, y que cuyos trámites burocráticos, sumada a la ignorancia y desidia de los autoridades nacionales, todo se demora aún más.
Son cuatro las empresas interesadas: CETC INTERNATIONAL CO LTD (CETC), CHINA NATIONAL ELECTRONICS IMPORT & EXPORT CORPORATION (CEIEC), TRAKTEL SOCIEDAD ANONIMA y THALES RAYTHEON SYSTEMS COMPANY SAS.

¿Por qué no se quiere radarizar la Nación?

En todo el país, cientos de vuelos clandestinos diarios, zurcan los cielos con cargamentos ilegales de todo tipo, con silencios y negociados que vinculan a infinidad de políticos.
Promesas incumplidas, vuelos clandestinos en el norte, aeropuertos gigantes en el sur... El tráfico de drogas, armas, y demás mercaderías no tiene fin. Ni hablar de lo que sucede en la zona de Cuyo. ¿A qué provincia le conviene radarizar el país? Seguramente son muy pocas, pues a muchos gobernadores se les acabaría un gran negocio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada